The Puppet Master

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Puppet Master

Mensaje por Drocell el Dom Ene 31, 2010 12:24 am

Nombre: Drocell Cainz

Apellido: Di Mussett

Apodo: Dro.

Edad: 120 [[O eso se calcula]]

Criatura: Marioneta/Demonio

Trabajo: Toy Maker

Gustos: Los juguetes, muñecas, carros, títeres y de mas. Le gusta ver jugar a los niños, el té, los pasteles, los animales, aunque tiene una especial preferencia por los gatos y conejos. Ama de hacer bien su trabajo, el orden, la música, las ferias, las fiestas, los carnavales. En sí, le gusta ver a la gente reunida en tumulto y mirarle disfrutar de la buena convivencia. Las luciérnagas, las estrellas y los regalos. Le gusta dar largas caminatas por la noche.

Disgustos: La lluvia, la humedad, el ruido excesivo, no le gustan las peleas ni las discusiones. Tiene un repudio especial hacia las mujeres, sin embargo al expresar su odio hacia estas, no suele pasar más allá de una mala cara.

Seme, uke o suke: Suke/Uke

Apariencia Física: Aspecto andrógino de rasgos casi femeninos. Cabello naranjo, muy lacio, suave, fino por arriba de los hombros. Tez aduraznada. Ojos claros, y cristalinos color amatista. Pestañas largas y ligeramente pobladas, tanto las superiores como las inferiores. Nariz fina, un poco puntiaguda de la punta. Labios finos, delgadamente delineados, de tono rubí clarito.
Mide metro ochenta y cuatro. El cuerpo, lo tiene delgado y estilizado cintura estrecha, figura sinuosa y curvilínea. Manos finas
Su voz es suave, pausada y seductora…

Personalidad: Aparenta demasiada tranquilidad, pero su cabeza no deja de maquinar, sobre él, y los demás. Imaginándose a la vez varias situaciones, con las mismas personas que lo rodean.
Suele hablar, consigo mismo o con algunas de sus creaciones (jugetes), pues siempre va acompañado de su imaginación, que, ha alcanzado tal punto de importancia, que llega a verse a si mismo, y se auto-contesta.
Le encanta provocar a otros seres y luego hacerse el loco. También disfruta, no solo de la provocación psicológica, sino, que también de la física. Es bastante frío y callado, no tiene muchos amigos, pero cuando conoce mejor a la gente les quiere. Sus movimientos son sutiles y pausados, cada gesto es hecho con natural gracia.
Su habitual calma y cara sonriente ocultan su verdadera personalidad, mucho más fría y agresiva, suele ser muy amable y tranquilo…
No tiene conciencia propia…


Historia:
Spoiler:
Las aventuras de Pinocho relatan la historia de la creación del florentino Geppetto, un solitario carpintero que talla a un muñeco de madera al cual imagina por momentos su hijo, y nombra Pinocho.

La misma noche, mientras el carpintero duerme un hada da vida al muñeco. Geppetto adopta a Pinocho y lo envía a la escuela donde traba amistad con un grillo llamado Pepe, quien sería su consejero inseparable, posteriormente tras un sinfín de travesuras, aventuras y peligros, la historia obtendría su famoso final en el que la marioneta se convierte en un niño de verdad…

O eso es lo que nos han contado… pero quien sabe lo que en realidad ocurrió con este personaje…?
Aquí sabrás la verdad…

Nuestra historia en realidad tiene rasgos bastante más tenebrosos y contrapuestos a la candidez que nos han hecho creer...

Todo comienza así…
Geppetto, un solitario carpintero que talla a un muñeco de madera al cual imagina por momentos su hijo, y nombra Pinocho. La misma noche, mientras el carpintero duerme un hada da vida al muñeco…

Ya sé, ya se… es lo mismo que nos han dicho siempre… pero todo cambia en el transcurso de su historia, si eres paciente lo verás…

El “nacimiento” de nuestro personaje es en tiempos de pleno invierno, el frío y el hambre, fueron elementos desgarradores que enmarcaron la dura realidad florentina de aquella época. La situación económica y social, así como las penalidades que atravesaba Geppetto pueden ser descritas dramáticamente… pero ya habrá tiempo para eso… cuando gustes saber más detalles, podéis ir a preguntar a pinocho… o como muchos le dicen… Drocell, él, con gusto te contara su historia con mayor detalle…

Decíamos que… Ah… Si… nuestra bella hada del cabello azul, una de las figuras centrales en la vida de Pinocho, se presenta no como adulta, sino pasando de niña a mujer, y claro, no es bella y mucho menos es un hada... Ella es un demonio de horrendo aspecto…

El amigo pepe grillo… en realidad es sólo un insecto al cual Pinocho ha matado “amorosamente” de un martillazo y que reaparece débilmente como una sombra que dice algunas palabras… esto muestra la debilidad mental de aquel “niño” de madera…

A diferencia de lo que nos cuentan, Pinocho se amarra solo y se tira al mar, muere y resucita siendo niño. Además a Pepe Grillo se le otorga una medalla de oro por haber cumplido con su deber de ser la voz de la conciencia… pero para resumir nuestra historia, omitiremos detalles y demás… e iremos al grano…

El flanco oscuro y el más importante se advierte aquí… en esta parte de nuestra historia:

“Entonces el muñeco, perdido el ánimo, estuvo a punto de tirarse al suelo y darse por vencido, cuando, mirando a su alrededor, vio blanquear a lo lejos, entre el verdinegro de los árboles, una casita cándida como la nieve.
“¡Si tuviera aliento para llegar hasta esa casa, quizás me salvaría!”, dijo para sus adentros.
Y sin dudarlo un minuto, volvió a echar a correr por el bosque a carrera tendida. Y los asesinos siempre detrás. Después de una carrera desesperada de casi dos horas, por fin, jadeante, llegó a la puerta de aquella casita y llamó.
Nadie respondió.

Volvió a llamar con más violencia, pues oía acercarse el ruido de los pasos y el respirar profundo y cansado de sus perseguidores. El mismo silencio. Dándose cuenta de que llamar no conducía a nada, empezó por desesperación a dar patadas y cabezazos a la puerta. Entonces se asomó a la ventana una hermosa Niña de cabellos color añil y de cara blanca como una figura de cera, los ojos cerrados y las manos cruzadas sobre el pecho, quien, sin mover los labios, dijo con una vocecita que parecía venir del otro mundo:

–En esta casa no hay nadie. Todos han muerto.
–¡Ábreme tú al menos! –gritó Pinocho llorando y suplicando.
–También yo estoy muerta.
–¿Muerta? Y entonces, ¿qué haces ahí en la ventana?
–Espero que venga el féretro a llevarme.
Y apenas dijo esto, la Niña desapareció y la ventana se cerró sin hacer ruido.
–¡Oh, hermosa Niña de cabellos color añil –gritaba Pinocho–, ábreme, por misericordia! ¡Ten compasión de un pobre chico perseguido por los asesi…

Pero no pudo terminar la palabra, pues sintió que le agarraban por el pescuezo y aquellas dos típicas vozarronas que le gruñeron en son de amenaza:

–¡Ahora ya no te escapas!
El muñeco, viendo relampaguear la muerte ante sus ojos, fue acometido de un temblor tan grande, que, al temblar, metían ruido las junturas de sus piernas de madera y los cuatro cequíes de oro escondidos debajo de la lengua.
–Entonces –le preguntaron los asesinos–, ¿quieres abrir la boca, sí o no? ¡Ah! ¿No respondes?… ¡Espera, que esta vez te la vamos a abrir nosotros!…

Y sacando dos viejos cuchillos muy largos y afilados como navajas de afeita, ¡zas! Y ¡zas!…, le sacudieron dos cuchilladas entre los riñones. Pero el muñeco, para su suerte, estaba hecho de una madera muy dura, y por tal motivo las hojas, quebrándose, saltaron en mil pedazos y los asesinos se quedaron con el mango de los cuchillos en la mano, mirándose asombrados.
–Ya entiendo –dijo entonces uno de ellos–, ¡hay que ahorcarlo! ¡Ahorquémoslo!
–¡Ahorquémoslo! –repitió el otro.

Dicho y hecho. Le ataron las manos a la espalda y, pasándole un nudo corredizo alrededor de la garganta, lo colgaron de la rama de un gran árbol, llamado la Encina grande.
Después se quedaron allí, sentados en la hierba, esperando que el muñeco ‘’estirara la pata’’; pero el muñeco, después de tres horas, permanecía con los ojos abiertos, la boca cerrada y pataleaba más que nunca.

Cansados, por fin de esperar, se volvieron hacia Pinocho y le dijeron riéndose burlonamente:
–“Adiós, hasta mañana. Esperamos que, mañana, cuando volvamos, tangas la amabilidad de estar bien muerto y con la boca abierta de par en par.”

Su llegada a wonderland... Bueno, este es el comienzo de la sedentaria vida que ahora lleva nuestro amigo...

Tras haver sido avandonado a la sombra de aquel arbol, se dio completamente por vencido, no habria nadie que le encontrara en ese lugar... pero cuan fue su herror, pues pasada la media noche comenzo a escuchar movimiento cercano a donde el... Sus ojos a lo lejos pudieron divisar la silueta de una persona, mas el chico, rigaba que no fuera asi, pues si se trataba de mas gente en afan de dañarlo, no seria capaz de soportarlo...
Supo que estaba equivocado cuando lo que sus ojos divisaron bien aquella forma hibrida que se hacercaba a el. ''...otro monstruo'' pensó. Mas cual fue su sorpresa, era el ''hada'' que le bajo de aquel arbol y de un hachazo en la cabeza, puso fin a la vida de pinocho...
Tal vez eso creeyeron todos... Pero no fue asi.
Al despertar, El chico se hayaba tirado en medio de un monton de flores y pasto... Extrañamente un lugar desconocido... se puso de pie y sacudio sus ropas, cuan enorme fue su sorpresa al sentir sus manos rozando la ropa que cubria su deznudes... Una fria sonrisa se dibujo en su rostro... inexpresiva, y visiblemente avandonada...
Lo demas... lo dejamos a vuestra imaginacion... o seras capaz de hacer una visita al maestro titiritero para preguntarle su historia en persona?

Imagen del personaje:
Spoiler:

Extras:
- Da vida a sus juguetes sacrificando a humanos, generalmente aquellos considerados ''malas personas'' …
-Es humano... [[o eso dice el... pero ya sabemos quien es en verdad nuestro amigo pinocho]]
avatar
Drocell
Pinocho

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 19/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.